miércoles, 21 de noviembre de 2012

AHÍ HAY UN HOMBRE QUE DICE ¡AY!



Hubo un tiempo no muy lejano en que la frase que encabeza este escrito se enseñoreaba en las cartillas de lectura, cuadernos de caligrafía y dictados de los niños con otros éxitos de crítica y público como “¡Hola!, dijo el delfín saltando sobre la ola” o “En tiempos de los apóstoles había unos hombres muy malos que se subían a los árboles y mataban a los pájaros”.

No puedo negar que el verbo haber no haya sido siempre un ente conflictivo con sus haches y sus íes griegas, pero los últimos estudios sobre el mismo han determinado que es ciego, como el amor y la justicia. Así que, queridos lectores:


A ver, se va al cine y a mirar, al teatro.
En la RAEPI estaremos a verlas venir.
Y, a ver que me cuentan de las siguientes expresiones habituales en las entradas de los blogs y sus comentarios, tweets y mensajes de texto:

-Explicaciones: “Esque”. Me fascina. He acuñado un concepto para este tipo de conglomerados: “palabra bolsa de plástico del súper”, en clara referencia a Lewis Carroll. Es que no entiendo qué beneficio se obtiene pegando ambos términos: ¿alargar la vida de la barra espaciadora?

-Dudas: "Nose". Exactamente igual. Y aún peor. ¿Quizá incluso más peor? Porque además elimina la razón de ser que anima los esfuerzos de esta asociación: la tilde diacrítica. No sé cómo osan.

- Respuestas categóricas: “Sip / Nop”. ¿Qué ocurre? ¿Acaso están cambiando cromos en el patio del colegio? ¡Por favor, por favor! ¿De. Dónde. Ha. Salido. Esta. Absurda. Manía? Ni siquiera puede aducirse la economía de medios en su descargo. No. ¿Por qué poner una letra más? Sí, eso me pregunto.

Ya les veo babear cual perros de Paulov revisando el texto en busca de fallos...
Miss Gwilt, sillón K

26 comentarios:

  1. Si la razón se repartiera por kilos no sé cuantos kilos de razón se agolparían en este magnífico y sensato post ¿100?¿200?
    No tengo palabras, bueno sí, unas poquitas... muchas gracias por compartir tanta sapiencia. Un honor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pilar, por favor, yo sí que no tengo palabras para agradecer las tuyas. ¡No las merezco!

      Eliminar
  2. Nunca he visto las dos primeras expresiones a las que haces referencia. ¿Hay gente que une es que y no sé? Me pregunto lo mismo que tú. ¿Por qué?

    En twitter quizá le podamos encontrar sentido, pero ¿en un blog? Se supone que un blog debería respetar al menos un mínimo las normas de ortografía y gramática, ¿no?

    Llegados a este punto, es el momento de entonar el "mea culpa". Utilizo "sip". Desconozco el motivo que me lleva a ello, así que no trataré de explicártelo a ti. Juro sobre mi sillón D que dejaré de usarlo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo sí las he visto/leído. Muy duro. Ajeno a toda lógica.

      Sip y nop también las oigo en ocasiones y me tengo que morder la lengua para no gritar "¡REPEEEEE!"

      Eliminar
  3. Miss Gwilt, me has dado en mi punto flaco. Yo idolatro a Paulov, sólo le critico no haber hecho su experimento con un humano.

    Con respecto a sip y nop, juraría que guarda relación con el infantilismo crónico que afecta a tantos adultos hoy en día. Tengo que reflexionar sobre ello.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querida Mrd. Primark, algún día te contaré como La Primera se convirtió en el primer bebé Paulov. Palabrita.

      Eliminar
    2. ¡que sea en una entrada!

      Mrs. Primark

      Eliminar
    3. Prim, ¿y si nos haces una entrada sobre la musacidad en el lenguaje? La Teoría de las Musáceas DEBE estar en la RAEPI.

      Eliminar
    4. Miss Gwilt, si ya la escribiste tú!!!

      Yo no soy de entradas, lo mío es la frase corta. El que inventó twitter debía de conocerme...

      Eliminar
  4. María, por la hora puedes ver que no te he leído...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No te apures, asumo entonces tu explicación y lo achaco a un rasgo de infantilismo que espero hacer desaparecer en breve.

      Además, acepto la crítica. Sabía de su incorrección y lo seguía usando, así que estaba perfectamente expuesta a ella.

      Espero ganarme tu respeto con el propósito de enmienda.

      Eliminar
    2. Ey!!! que yo te respeto al máximo. Alguna vez también he escrito sip, aunque hace un par de años que no lo hago.

      Eliminar
  5. ¡Ay! Qué insufrible dolor pupilar me producen estos ajuntamientos absurdos. Tanto dolor como la separación de la "a" (sí, esa "a" que ostento con orgullo en mi sillón) de su indivisible "parte".
    Sí, hijas mías, sí, esa bochornosa manía de escribir "a parte el vestido es precioso", y etcétera.
    No sabéis el profundo desconsuelo que me causa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Antonia, ese entrecomillado tuyo del vestido está gritando su procedencia EB...

      Eliminar
  6. Lancémonos todos los académicos a amonestar todo a parte y todo esque y similares al grito de #RAEPI!!!!

    Mrs. Primark

    ResponderEliminar
  7. Yo también confesaré que uso "sip",pero en mi defensa diré que sólo en mis conversaciones wasaperas. Lo siento, no lo puedo evitar.

    CrishaAM.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Crisha, ¿pero de dónde ha salido esta moda/uso/costumbre? Dadnos el origen, por favor.

      Eliminar
    2. Acabo de leer que viene de agregar el emoticono de sacar la lengua :-P pero en realidad nadie lo sabe...

      Eliminar
    3. Señor... Por algo usábamos acotaciones en la APIA. ¿Por qué empezamos? ¿No acusaron de palmeras entre nosotras? Es que me has dado una idea...

      Eliminar
  8. Respuestas
    1. Entonces te lo digo de otro modo. Bueno no, lo siguiente.

      Eliminar
  9. No es correcto el de: En tiempo de los apóstoles... unos hombres muy "malos", hay que escribir muy "bárbaros".La gracia está en pronunciar sin tilde: En tiempos de los apostóles había unos hombres muy barbáros, se subían a los arbóles y se comían los pajáros. https://www.youtube.com/watch?v=_6U5B8uCdi8

    ResponderEliminar

Tu opinión importa: